FASES DE DESCONCIERTO Y RESILIENCIA

[eltd_section_title animate=»yes» title=»FASES DE DESCONCIERTO Y RESILIENCIA»]

No temo caer en el caos si, en este periodo de desconcierto, puedo hacer renacer resultados que conduzcan al origen. Es aceptar largos ciclos de sombra, de carencia de energía, de débil voluntad, de confusión atascada. Después de este transito, puedo seguir en la dirección correcta. Y lo correcto es seguir actuando cómo artista en la investigación de una iniciación estética. En las fases de confusión busco refugio en lo seguro, en la norma, en lo establecido, sabiendo interiormente que me pierdo.

Creo licito apoyarme allá donde puedo. En las propias seguridades, también.  Lo  imprescindible, es no abandonar el trabajo. Dejar de creer en uno mismo y en que, estás vivo, con talentos y aptitudes, y que tarde o temprano, volverá la estabilidad, esta confianza no puede malograrse. Restablecer la conexión con lo simple, uno  mismo. Se trata de resistir, de ser, como se define hoy, ser resiliente. Estas fases, habrá que investigar si proceden de resistencias “naturales” o del exterior.