GRUPO Y ARTE

[eltd_section_title animate=»yes» title=»GRUPO Y ARTE»]

Venimos hablando del artista y de su obra. Y es muy claro para mi, la indivisa unión que existe entre él y su obra. Ahora querría  enfocar la mirada en acontecimientos que son de grupo y que generan acciones artísticas. La propia naturaleza nos da ejemplos descomunales de como “grupos” de elementos (rocas, masas de agua, bosques, nubes, llanuras inmensas etc ), perpetúan la obra de arte por excelencia. El arte de la jardinería  es una derivación a pequeña escala.( el arte de las piedras, de los colores, de las flores, las masas vegetales, de los volúmenes y las proporciones….) Pero quiero hablar de grupos humanos. Formaciones humanas, grupos que de forma natural y sin pretendida intención, con  su discurrir y fluir generan imágenes especialmente bellas, especiales, imponentes a veces, estéticas..(en la playa, en las plazas etc,…) Pero hay los grupos que buscan una intención estética, cuando, por ejemplo una muchedumbre de gente, se fotografía desnuda.. Una intención estética y grupal. Hay también grupos que generan estética pura y su entorno quizás no lo observa y clasifica como acción artística. Estoy pensando, especialmente, con los castillos humanos que hacemos en Cataluña.

Formaciones escultóricas, una escultura que definiría como  bio-cinética por su vibración y emoción generadas. Una escultura viva, previsible y siempre nueva a la vez, con códigos muy externos de construcción y des construcción a la vez. Símbolos ambos fuertemente expresivos del discurrir, del fluir, de la existencia. Una performance continúa y organizada, llena de color impresionista, netamente relacional que pone de relevo repetida y tercamente en primer plano de la sociedad, el concepto ascensional. Es una repetida acción para emular el crecimiento, lo ascensional, la no-parálisis, para recordarnos que la cooperación  atenta, con objetivos definidos, los obtiene. La energía vibrante y magnética que emite la “performance castellera”, la hace atractiva y social a unas cotas sorprendentes..

Igualmente nos ocurre viendo los coros de voces, o los grupos de danza,  o los equipos de circo, todos ellos generando, sonido, movimiento, y trazas calladamente espontáneas. La cultura popular, el arte de la calle, no es menos arte. La belleza y la armonía son patrimonio universal, hasta en la calle. En el, encuentro valores mas sinceros.( dejarme usar la falsa etimología de sincero “sin cera”. Los defectos de las esculturas ancestrales eran disimulados con cera, de ahí que la obra sin cera o sincera fuera la buena.)