INDIVIDUALITAT Y UNIVERSO

[eltd_section_title animate=»yes» title=»INDIVIDUALITAT Y UNIVERSO»]

La figura humana, el retrato, la postura humana, el grupo, la maternidad, los signos humanos, no los concibo como una potenciaciòn  banal izada de la personalidad humana individual, que bien podría serlo, o sea una visión del mundo sólo contemplada a través de la persona. Lo utilizo como antropocentrismo-estético para expresar los misterios del cosmos. Los humanos como seres de una creación-natura. La figura humana, como cofre, continente de secretos que intento salgan a la luz. Continente y contenido formado de material cósmico y con destino cósmico. Nuestro planeta, ¿no es y forma parte del cosmos?

Es también con lo individual, que se llega al cosmos, es siempre la parte que muestra y contiene el todo. El microcosmo expresando el macrocosmo, como vértice de la inconmensurable pirámide de lo creado. Los retratos, los cuerpos, los conjuntos humanos, son vehículos de lo individual y también aportan contenidos no sólo colectivos-planetarios, si no universales. Universales, en el sentido de, más allá de nuestro sistema solar, y porque no, de nuestra galaxia. La forma humana, pienso que es el signo de lenguaje con mas contenido del alfabeto-cósmico. La perspectiva habitual que tenemos de nuestro espacio vital, merece mas generosidad. Repito a menudo, que habitamos un barrio, que somos habitantes de la periferia, en relación metrópoli-galáctica.(no olvidemos que nuestro sistema solar convive con otros centenares, en uno de los brazos oeste -brazo de Orión- de nuestra Galaxia, nuestra querida Vía Lacte a.)