PINTAR

[eltd_section_title animate=»yes» title=»PINTAR»]

¿Pintor?..Si pintar es hacer fotografía manual no me atrae. -ya sé que hay mucho a hablar sobre esto- Si ser pintor es copiar estilo y modas, tampoco. Si ser pintor es ganar un dinero complaciendo los instintos decorativos y de confort de unos cuántos, no lo quiero ser. Si pintar, solamente acaba siendo la busca de mercados y contactos cada vez mes amplios y poderosos, y solamente esto, no quiero ser pintor. A pesar de que comprendo que momentos parecidos acontecen. Sé, también, que puedo evadirme del sistema y sobrevivir sencillamente.

Será una postura, y será la propia, habré escogido. Hay la posibilidad que pinte honestamente aquello que quiero y la sociedad lo acepte. Esto sería motivo de alegría y agradecimiento sincero. Sería contemporáneo? Si, cuando la fidelidad a mi trayectoria, fuera insobornable y por lo tanto honesta. No, si adaptara mi trabajo a gustos y preferencias externas al mío.

(*) Cuando pinto lo hago con todo mi ser. Pintan mis sentidos, las emociones, la esfera mental-y es de ella, que si no está quieta y serena, emergen dudas, angustias y sobre todo diría que pinta el alma. Sin ella, que me conecta con la esencia, no sería posible crecer integrado. Cuando pinto ejerzo también mi sentido crítico y especialmente una introspección, una cierta actitud meditativa ambas relacionándose. Y para mantener este caldo hirviendo, necesito estar solo, como los búhos. La intimidad es básica por mi labor creativa, no puedo permitirme desenfocar la atención interna. Una presencia humana es una energía muy poderosa para no sucumbir a su atención. Ahora pienso lo que significa la soledad y  la compañía humana.